ONDA 26 es el lugar del blog en el que nos acercamos al entorno de San Felipe, ya sea a través de noticias de la familia filipense, testimonios o cualquier otra manifestación del espíritu de Felipe Neri.

Una familia es como un árbol. El tronco y las ramas que han nacido y robustecido con los años han tenido una raíz que se ha nutrido en buena tierra. También en el terreno del espíritu podemos hablar de árnol genealógico o familia espiritual.

La Familia Filipense nace en la Iglesia en el siglo XVI. Se trata, por tanto, de un árbol que cuenta ya con unos 450 años, más o menos. Su raíz es Felipe Neri, un hombre nacido en Florencia (Italia) en 1515, hijo de Francisco Neri y Lucrecia Soldi.

Bien enrraizado en el Evangelio del Señor Jesús y con la fuerza del Espíritu Santo (a quien recibió de manera muy singular en las catacumbas de san Sebastián en Roma, mientras oraba con mucha insistencia el día de Pentecostés de 1544) fue dando origen a un gran tronco, el Oratorio, donde concurrirán hombres de todo tipo y condición social, seglares y eclesiásticos (desde sacerdotes hasta cardenales, incluyendo a Juan XXIII, el papa bueno).

joan_llimona_-_san_felipe_neri_en_la_consagracion_de_la_santa_misa

San Felipe Neri en la consagración de la santa Misa. Joan Llimona

De este gran tronco irán surgiendo ramas que para alimentarse y dar fruto vivirán el Evangelio nutriéndose de la espiritualidad que su raiz filipense (u oratoniana) aporta y les hace distinguirse de las demás, enriqueciendo con su estilo propio el gran jardín que es la Iglesia.

La primera rama fue la CONGREGACIÓN DEL ORATORIO (que más bien debía haberse llamado Congregación PARA el Oratorio) y nace en 1575 (en vida aún de san Felipe Neri) reuniendo en vida comunitaria a ungrupo de sacerdotes para que sirvieran y atendieran las necesidades espirituales del Oratorio (todos los que formaban parte del gran tronco).

Más tarde surgirán otras ramas (unas de seglares, otras de sacerdotes o religiosas) en distintos lugares del mundo.

Hoy, la sombra de este árbol de nuestra Familia Filipense llega (por medio de alguna de las Congregagciones nacidas del espíritu de Neri) a cuatro continentes: Europa, América, África y Asia.

Estas son las ramas con vida hoy en nuestro árbol:

  • Congregaciones seglares de san Felipe Neri
  • Congregaciones del Oratorio
  • Congregaciones de Sacerdotes de san Felipe Neri
  • Misioneras de la Doctrina Cristiana (pinchar para ver más)
  • Filipenses Misioneras de Enseñanza (pinchar para ver más)
  • Filipenses Hijas de María Dolorosa (pinchar para ver más)
  • Hermanas de san Felipe Neri
  • Hermanas de la Providencia
  • Hermanas Filipenses
  • Hijas del Oratorio
  • Hermanas Oblatas de san Felipe Neri
  • Hermanas en la Caridad
  • Hermanas Pobrecitas de la Casa de Nazaret
  • Pequeñas Hermanas de san Felipe Neri

En Sevilla están presentes cinco de estas ramas de la Familia Filipense:

  1. Oratorio Secular
  2. Congregación del Oratorio (PP. Filipenses)
  3. Religiosas Filipenses Misioneras de Enseñanza
  4. Misioneras de la Doctrina Cristiana
  5. Religiosas Filipenses Hijas de María Dolorosa

Y después de presentaros a la Familia Espiritual Filipense, quizás a san Felipe desde el Paraíso (y con el buen humor que lo caracterizó siempre) se le pueda oír diciendo: «Sí, sí, mucha familia, mucho árbol pero… por los frutos los conoceréis»

(Publicado originalmente en el Boletín nº 14 de la comunidad parroquial de S. José y Sta. María, diciembre de 2003)

About these ads