ONDA 26 es el lugar del blog en el que nos acercamos al entorno de San Felipe, ya sea a través de noticias de la familia filipense, testimonios o cualquier otra manifestación del espíritu de Felipe Neri.

Con el tío Rómulo pasará dos años en San Germán, más o menos, ocupado en el comercio tras el mostrador, haciéndolo muy bien para satisfacción de su tío. Nada extraño, dada su forma de ser servicial y entregado, amén de su carácter jovial.

Tiene 16 años. Es la edad en que el amor brota más puramente, la hora de los grandes ideales, del entusiasmo, de la generosidad y también de los grandes desprendimientos.

Sigue cultivando su sensibilidad por lo bello, lo bueno y por las cosas de Dios, su fiel amigo y compañero que, jornada tras jornada, se hace presente para ofrecerle consuelo y compañía en el dolor y la nostalgia por su familia y su tierra, de los que se había separado. Dios era ánimo y esperanza ante tantas novedades desconocidas que estaba viviendo, ante tantas inquietudes e incertidumbres.

Gaeta, Italia

Gaeta, Italia

También le gustaba frecuentar en las fiestas el culto de los monjes benedictinos delmonasterio de Montecasino y participar de su liturgia, de sus cantos y de su oración sálmica. Así, con la oración como alimento se llenaba de fortaleza para afrontar el desgaste diario en el negocio de su tío, que dicho sea aquí, no lo ve como negocio que le solucione su porvenir, pues lo deja insatisfecho, se le queda pequeño, raquítico. Felipe necesita más, desea volar más alto, por eso sigue buscando con ímpetu y radicalidad propia de la adolescencia el ideal por el que apostaría la vida.

Cerca de Gaeta, junto a San Germán, está la montaños “Spaccata” (rajada). Entre sus fisuras se había construido una pequeña capilla dedicada a la Santa Cruz, pues según la tradición, la montaña se rajó en el momento de la muerte de Cristo.

Montaña Spaccata

Montaña Spaccata

Hasta ese lugar subía Felipe. La vista es impresionante: el cielo, el mar y, entre uno y otro, partiendo en dos el horizonte, la imagen del crucificado, máxima expresión de amor. En esa imponente soledad no hay más sonidos que el mar y el de la voz de Dios que llama sin cesar.

De esa oración, de ese tú a tú con Dios no pueden salir decisiones mediocres, ni dubitantes. Entre aquellas inmensidades tomará la gran y rotunda decisión: elegir a Dios para siempre, desprendiéndose de todo lo que le dificulte para entregarse a Él. “Desde hoy, Señor, decido dejarlo todo y darme todo y por todo a Ti.”

Va a cambiar el “negocio”, su nuevomostrador será la calle. Va a comenzar una vida nueva, austera y libre, pero rica en Dios y enamorada del Evangelio, respondiendo a la gracia y a la llamada de un amor exclusivo para Dios, fruto de la fuerza del amor exclusivo para Dios; fruto más de la fuerza del amor que ha descubierto que de una reflexión calculada, como sucede a estas edades.

Se despedirá, agradecido, de su tío y emprenderá viaje a Roma, ciudad de Pedro, de Pablo, de tantos y tantos mártires que dieron su vida por el Señor Jesús.

HAGA CLICK AQUÍ PARA SEGUIR LEYENDO LA VIDA DE SAN FELIPE

Anuncios