Este canto, el cual muchas veces hemos escuchado en celebraciones y eucaristías, pertenece a una obra de teatro llamada “El diluvio que viene”. Aquí podéis escuchar el tema interpretado como final de la obra, en una reresentación realizada en Mexico en 2007.

Anuncios