SAN ELEUTERIO, abad

En Spoleto, región de la Umbría, en Italia, san Eleuterio, abad, cuya simplicidad y compunción de espíritu alabó el papa san Gregorio I Magno (s. VI). (Martirologio Romano)

Pero tal vez lo que hace a este santo más próximo a nosotros es una debilidad, un momento de flaqueza que tuvo Eleuterio. Ciertas monjas le habían encomendado la custodia de un niño atormentado por el diablo, y como después de muchos días éste no se manifestase, el abad comentó a sus monjes que el diablo se burlaba de aquellas buenas religiosas, pero que ahora no se atrevía con ellos. Al instante el demonio volvió a apoderarse del niño, y Eleuterio comprendió que en sus palabras había habido vanagloria. Reconoció su culpa, la lloró amargamente y pidió a todo el monasterio que se pusiera en oración por el niño y que hiciera penitencia. (testigo fiel)

Anuncios