Benedicto XVI propone como ejemplo a seguir al cardenal John Henry Newman.

Anuncios