El arzobispo de Sevilla ha escrito una carta con motivo de la próxima celebración del Día de la Iglesia Diocesana, en la que ofrece una serie de razones “para amar a nuestra Archidiócesis, para colaborar con ella, para implicarnos y comprometernos en su vida diaria, en sus acciones y proyectos, cada uno desde su propia vocación”.

En esta carta, mons. Asenjo Pelegrina propone además una serie de recomendaciones “para celebrarla auténticamente”. En este sentido, adelanta que en las misas del domingo, 14 de noviembre, “los sacerdotes procurarán explicar con sencillez a los fieles la naturaleza de la Iglesia particular, el peculiar servicio salvífico que presta a sus hijos y la misión del Arzobispo. Sería también muy conveniente que les den a conocer la historia gloriosa de nuestra Iglesia y su impresionante patrimonio de santidad, con el fin de renovar y acrecentar el amor a nuestra Archidiócesis, dar gracias a Dios por pertenecer a ella, y valorar, sentir como propio y amar con sentido filial todo lo diocesano”, señala el arzobispo.

“Finalidad de esta jornada es también rezar por la Iglesia que peregrina en Sevilla, por su Arzobispo, por sus sacerdotes, consagrados y fieles para que cada día crezcamos en comunión con el Señor, en comunión con el Santo Padre y su magisterio, en unidad y comunión fraterna y en compromiso apostólico y evangelizador”, añade.

Sostenimiento de la Iglesia

No se olvida mons. Asenjo del sostenimiento de la Iglesia, y de la participación de los fieles en esta tarea: “no podemos olvidar en este día la obligación de colaborar en las actividades y necesidades de nuestra Archidiócesis, pues si es verdad que es el Señor quien sostiene a su Iglesia, ha querido contar también con nuestra generosidad. La Iglesia en Sevilla necesita medios económicos para cumplir su misión pastoral y evangelizadora, para retribuir mínimamente a los sacerdotes, garantizar el funcionamiento del Seminario y de los servicios pastorales, servir a los pobres, ayudar a las Misiones, cuidar su patrimonio artístico y cultural, tan cuantioso como bello, y construir nuevos templos, una verdadera necesidad en la ciudad de Sevilla y en las poblaciones más crecidas de la Archidiócesis”. Entre las necesidades ,ás urgentes de la Archidiócesis, subraya el Seminario Menor, que abrirá sus puertas en septiembre de 2011 “y cuyas instalaciones habremos de preparar a lo largo de este año”.

Por todo ello, invita a los fieles a que sean generosos en la colecta del próximo domingo, ya que “el sostenimiento económico de la Iglesia depende fundamentalmente de nosotros, bien a través de nuestras donaciones directas, en forma de cuotas, suscripciones o donativos, bien a través de la Declaración de la Renta, en la que decidimos destinar el 0,7 % de nuestros impuestos a la Iglesia católica”.

Puede consultar el texto íntegro de la carta en el siguiente ENLACE.

Anuncios