Ya están trabajando los nueve ‘visitadores apostólicos’ nombrados por el Papa para verificar que la Iglesia de Irlanda está haciendo todo lo posible para acabar con los abusos. Se trata de verificar si funcionan las soluciones emprendidas tras los abusos psicólogicos, físicos y sexuales cometidos por sacerdotes y religiosos entre 1975 y 2004.

Anuncios