El profesor de la Facultad de Derecho Canónico de la Universidad de Navarra, Diego Zalbidea, señaló que según cálculos, “la Iglesia ahorra al Estado en educación más de cuatro mil millones de euros”, y destacó que en España la Iglesia “se sostiene gracias a sus fieles y a otros ciudadanos que valoran” su aporte a la sociedad.

Zalbidea dio estas declaraciones durante el 26º Curso de Actualización en Derecho Canónico de la Universidad de Navarra. Durante su ponencia, añadió que de acuerdo a la Conferencia Episcopal Española, “cada euro rinde en la Iglesia 2,73 veces más que en el mercado“.

“La Iglesia no quiere compensación por lo que hace porque no le mueve el dinero, sino ser fiel a la misión que le entregó su fundador, Jesucristo. Lo que sí puede solicitar al Estado es la ayuda para llevar a cabo sus actividades a favor de toda la sociedad, de la misma manera que hacen el resto de los ciudadanos”, señaló.

El experto destacó el sistema instaurado en 2007 para financiar las labores de la Iglesia, porque “ha hecho comprender a todos los fieles la necesidad de su aportación”. “Esta nueva situación ha sido afrontada con madurez y generosidad por los católicos y por muchos ciudadanos que valoran la aportación de la Iglesia a toda la sociedad”, afirmó.

Sin embargo, aclaró que “la asignación tributaria sólo representa un 25% de los ingresos de las diócesis. Además este porcentaje varía en función de cada una de ellas. En el presupuesto de la Diócesis de Pamplona y Tudela la asignación tributaria no llega al 16%”.

“En cualquier caso es la voluntad de los contribuyentes -y únicamente de los que libremente así lo deciden- la que hace que esa parte de la renta vaya a cubrir las necesidades del sostenimiento básico de la Iglesia”, indicó.

(fuente:ACI)

Anuncios