“Donándonos la fe, el Señor nos ha dado lo más precioso de la vida y este es el motivo más verdadero y más bello por el cual vivir”. Palabras del Papa en la misa celebrada en la fiesta del Bautismo del Señor en la cual bautizó a 21 niños, hijos de funcionarios de la Santa Sede. “Estos niños obtienen en don el sello espiritual indeleble e inician un camino de santidad y de conformación a Jesús. La colaboración entre la comunidad cristiana y la familia es muy necesaria en el actual contexto social, en el cual la institución familiar es amenazada de muchas partes y tiene que hacer frente a no pocas dificultades en su misión de educar en la fe.

Anuncios