Esta es la segunda vez que el presidente de Rusia Dimitri Medvedev visita a Benedicto XVI. Un encuentro que el Papa ha calificado “muy importante” nada más recibir al presidente en la puerta de su biblioteca.

Hablaron a solas unos 35 minutos, más de lo habitual en visitas de Estado. Reconocieron la colaboración en la promoción de los valores humanos y cristianos y la importancia del diálogo interreligioso.

Anuncios