Bernard Nathanson, quien primero practicó abortos y después se hizo defensor pro-vida, murió el pasado lunes (21 de febrero) en Nueva York, tras una larga lucha contra el cáncer. Tenía 84 años.

Anuncios