La HERMANA MARUJA nos deja.

MARUJA MARTÍNEZ AGUADO (perteneciente a las RR. FILIPENSES MISIONERAS DE ENSEÑANZA que colaboran en nuestra parroquia), llegó a nuestra parroquia hace ahora cuatro años, y en este tiempo ha desarrollado su labor con nosotros en varios terrenos pastorales, destacando su ayuda en la planificación del primer ciclo de Comunión para niños, siendo constante también su presencia en la misa de 11:30, ayudando con su voz a los cantos y organizando la celebración, siempre en contacto con los niños.

Su testimonio de alegría y de fe han iluminado nuestra feligresía, dando un claro ejemplo del espíritu de San Felipe Neri, estando siempre dispuesta a ayudar con una sonrisa en su cara, a pesar de los reveses que la vida le ha dado. La luz de Dios siempre ha brillado con intensidad en su labor.

Maruja con algunos de los feligreses que cantan en las comuniones

Dialogante, sencilla, sincera, alegre, entusiasta… son algunos de los rasgos de MARUJA que quedarán grabados en nuestros corazones. Y es que cuatro años nos han parecido una vida, ahora que sentimos su partida.

Cierto es que no valoramos algo hasta que nos falta, y es ahora cuando vamos a echar de menos su presencia. Pero no es menos cierto que la vida es  cambio, y que sus dones son requeridos ahora en Baeza (cuna del padre Miguel Ángel), por lo que debemos estar agradecidos por haber tenido la dicha de conocerla y poder compartir nuestra fe y nuestro trabajo con ella en el tiempo que hemos compartido juntos.

LA COMUNIDAD PARROQUIAL DE SAN JOSÉ Y SANTA MARÍA TE DESEA UNA VIDA PLENA ENTREGADA A LOS DEMÁS, ALLÁ DONDE ESTÉS. BUENA SUERTE Y QUE DIOS TE SIGA BENDICIENDO.

Anuncios