La Hna. Ana Mª Gordo,  acaba de incorporarse a  la Comunidad de Religiosas Filipenses Misioneras de Enseñanza, integradas en nuestra Comunidad Parroquial desde sus orígenes.

Hace unos días despedimos a Hna. Maruja Martínez, destinada a Baeza (Jaén) y hoy, tenemos el gusto de dar la bienvenida a esta Religiosa que, sin duda alguna,  trabajará con todo entusiasmo en la tarea pastoral de nuestra Parroquia.

 Como ya sabéis, una de las características de la Vida Religiosa es la disponibilidad de sus miembros para ser enviados a trabajar en la Misión que, a nivel Congregacional, se considere más conveniente.

Dentro de esa “dinámica” ha estado la vida de Hna. Ana Mari (la llamaremos así para distinguirla de Hna. Ana María Lafuente, ya veterana entre nosotros). Incluimos algunas notas biográficas suyas.

Nació en Alcalá de Henares (Madrid), estudió en el Colegio  Filipense de esta ciudad y desde muy joven se sintió llamada por el Señor e ingresó en la Congregación.

Los grandes trazos de su vida apostólica los podemos resumir así: su primer destino fue Colombia, donde pasó 35 años de su vida; algunos de ellos en las duras misiones de Acandí. Allí vivió las costumbres y la cultura de los nativos, recibiendo mucho de ellos y ofreciéndoles por su parte  con todo cariño el mensaje de Jesús y la cultura necesaria para que pudieran defender sus derechos como personas.

Por necesidades familiares tuvo que regresar al Colegio Filipense de Alcalá de Henares, donde pasó 10 años dedicada a la Enseñanza de los más pequeños, para lo cual hay que decir que es una gran pedagoga. Compaginaba esta labor con la atención a su madre, cuya  salud delicada requería sus cuidados.

Cuando su madre falleció, volvió a Colombia, donde trabajo otros años en distintas tareas apostólicas y después, de nuevo en España: Palencia, Barcelona y… Sevilla.

Por nuestra parte  la acogemos con el cariño y la alegría que nos  caracteriza y esperamos trabajar unidos y gozosos en esta “viña” del Señor, que es nuestra Parroquia.

(El blog agradece la información facilitada por las hermanas filipenses para que conozcamos a nuestra nueva incorporación).