“Donde está Dios, allí hay futuro”, señala Santo Padre al concluir visita a Alemania

Roma, 26 (NE – eclesiales.org) “Donde está Dios, allí hay futuro”. Así lo afirmó el Papa Benedicto XVI, al concluir su visita apostólica a Alemania.

Durante la ceremonia de despedida el Papa agradeció la acogida y recordó diversos momentos de su vista pastoral. Estuvieron presentes en la ceremonia el Presidente Federal Christian Wulff, así como diversos representantes del episcopado alemán, de las autoridades civiles y numerosos fieles.

El Santo Padre destacó que su visita había estado “dirigida en manera especial a los católicos de Berlín, Erfurt, Eichsfeld y Friburgo. Recuerdo con agrado (…) el escuchar juntos la Palabra de Dios y el rezar unidos, particularmente en las zonas del País donde por decenios se ha intentado eliminar la religión de la vida de las gentes.

Esto me permite tener confianza en el futuro del cristianismo en Alemania. Como en las visitas precedentes, aquí se ha podido experimentar que muchos dan testimonio de su fe y hacen visible su fuerza transformadora en el mundo de hoy”.

“Animo a la Iglesia en Alemania a seguir con fuerza y confianza el camino de la fe, que hace volver a las personas a las raíces, al núcleo esencial de la Buena Noticia de Cristo. Surgirán pequeñas comunidades de creyentes, y ya existen, que con el propio entusiasmo difundan rayos de luz en la sociedad pluralista, suscitando en otros la inquietud de buscar la luz que da la vida en abundancia.(…) “Donde está Dios, allí hay futuro”.

Donde Dios está presente, allí hay esperanza y allí se abren nuevas prospectivas y con frecuencia insospechadas, que van más allá del hoy y de las cosas efímeras”.

Anuncios