“Cuando un amigo se va deja un espacio vacío que no lo puede llenar la llegada de otro amigo” (Alberto Cortez).

La semana pasada la hermana Basi partió hacia Cuba, obedeciendo los designios de su congregación, para seguir trabajando por el Reino.

Basi ha sido una persona que ha brillado con luz propia en el paso por nuestra comunidad parroquial. Su labor siempre ha sido una labor anónima, silente, casi imperceptible, pero necesaria.

Ella estaba comprometida con los aspectos más olvidados, o, mejor dicho, menos conocidos de la parroquia. Siempre preocupada porque el templo luciese con la mayor dignidad posible, bien fuera cuidando el jardín y las macetas, bien fuera adornando el altar, la hermana Basi era una presencia efímera a la vez que indispensable, a semejanza de un rayo de luz, al que nadie puede ver pero que ilumina la estancia.

Su trabajo en el centro “Felipe Neri”, en el equipo de Cáritas o en el grupo de vida ascendente también nos habla de su compromiso firme con las personas de nuestra comunidad.

Religiosa de feliz sonrisa (fiel al espíritu de San Felipe), eternamente preocupada de los enfermos de la parroquia, trabajadora incansable y abiertamente comunicativa con los miembros menos participativos de la comunidad, su presencia en los momentos de oración comunitarios representaban un ejemplo de constancia que nos servía para seguir adelante. Pequeña de cuerpo pero gigante de corazón.

Ahora su presencia es requerida al otra lado del Atlántico, para seguir trabajando en el compromiso de la enseñanza, allá donde la congregación y el Espíritu designan que es más necesaria.

Se va igual que ha estado todo este tiempo con nosotros, de forma anónima, casi de puntillas, pero el gran vacío que deja alude a la canción inicial. Su función y misión aquí acabó, pero en nuestros corazones siempre será un miembro de la comunidad en la distancia, porque para los Hijos de Dios, uno sólo es el mundo que compartimos y uno sólo el Reino por el que trabajamos.

Te deseamos la mayor de las suertes en esta andadura que comienzas, y esperamos que recuerdes que siempre serás parte de nosotros.

Anuncios