Se presentó ayer por la mañana, en la Sala de Prensa de la Santa Sede, el documento de la Congregación para la Educación Católica y de la Pontificia Obra para las Vocaciones Sacerdotales, titulado: “Orientaciones pastorales para la promoción de las vocaciones al ministerio sacerdotal”.
Intervinieron en la presentación el Cardenal Zenon Grocholewski, Prefecto de la Congregación para la Educación Católica; Mons. Jean-Louis Bruguès, O.P., y Mons. Angelo Vincenzo Zani, respectivamente Secretario y Subsecretario del mismo Dicasterio.
En este documento, aprobado por el Santo Padre, se afirma, entre otras cosas, que el cuidado de las vocaciones al sacerdocio es un desafío permanente para la Iglesia. De hecho, con ocasión del 70ª aniversario de su constitución, la Pontificia Obra para las Vocaciones Sacerdotales, para alentar a todas las comunidades cristianas y, en ellas, a cuantos trabajan especialmente en la pastoral vocacional, ofrece a las Iglesias particulares este documento, como compendio para la promoción de la vocación al sacerdocio ministerial.
Asimismo se afirma que el ambiente más favorable para la vocación al sacerdocio es toda comunidad cristiana que escucha la Palabra de Dios, que reza con la liturgia y da testimonio con la caridad. De modo que en tal contexto, la misión del sacerdote es percibida y reconocida con mayor evidencia. Al mismo tiempo, con este documento se desea apoyar a las comunidades eclesiales, a las asociaciones y a los movimientos en su compromiso en favor de las vocaciones, orientando sus esfuerzos hacia una pastoral vocacional, capaz de que se madure toda elección del don de sí mismo en la vida, y de favorecer, en particular, la acogida de la llamada de Dios al ministerio sacerdotal.
Anuncios