IMGP1756aLa hermana Ana María Gordo, perteneciente a las RR. Filipenses Misioneras de Enseñanza (orden que desarrolla su misión y testimonio en nuestra feligresía), deja nuestra parroquia. Ha sido llamada a prestar sus dones en Barcelona.

La hermana llegó en octubre de 2011 a nuestra comunidad, y, desde entonces, ha sido un baluarte de entrega y apoyo a las labores pastorales y comunitarias, siempre desde el anonimato y la discreción. Presente en todos los ámbitos de nuestra comunidad, ahora es requerida para llevar su experiencia y saber hacer a tierras catalanas.

Desde el blog, la parroquia le desea que tenga una fructífera y feliz estancia en el norte de la península.

Hasta siempre, hermana.