Si puedes distribuir participaciones, ayudarás económicamente a tu parroquia (preguntar por Pepe en el despacho parroquial).