You are currently browsing the category archive for the ‘Cáritas’ category.

El próximo miércoles, día 17 de diciembre, tendremos a las 19:15 la habitual oración comunitaria con Exposición del Santísimo.

A continuación, a las 20:00, la eucaristía será sustituida por la CELEBRACIÓN COMUNITARIA DEL PERDÓN. Es un momento excelente para prepararnos en este Adviento, con el fin de poder celebrar la Pascua con todo su esplendor.

Y ya el siguiente fin de semana (sábado 20 por la tarde y domingo 21 de diciembre) celebraremos el cuarto domingo de Adviento. En las eucaristías de esos dos días tendrá lugar la COLECTA DE CÁRITAS, en un momento importante para la solidaridad, tanto por las necesidades de los hermanos (que son más que nunca por causa de la crisis), como por nosotros mismos, para poder compartir con los más necesitados y realizar así parte de nuestra labor de cristianos mediante la caridad.

Asímismo, el domingo, tras la eucaristía de 13:00, nos reuniremos en los salones parroquiales para compartir mesa tras la misa. Como acto previo a las fiestas, la comunidad celebrará un almuerzo donde cada uno llevará algo para compartir con todos y tener un momento de convivencia todos juntos. Anímate y participa.

En el deseo de que la Acción Caritativa y social en la parroquia no se circunscriba únicamente a los adultos sino que también llegue a los niños y especialmente  en su caminar de formación cristiana, la catequesis, para que vayan descubriendo la caridad como algo inherente a ser cristiano, en Cáritas nos planteamos cómo ser animadores de la caridad en los niños implicándolos en la Campaña de Navidad de manera muy activa. Así surgió la idea de  hacer una MERIENDA SOLIDARIA en la que participarían los niños de catequesis y sus familias.

Se planificó para los días 16, 17, 18 y 19 de Diciembre.  Desde el domingo 15 en el que se anunció la Campaña de Navidad en las eucaristías hasta el domingo 22, en el que se realizó la colecta, celebramos la semana de la Caridad.

En la actividad con los niños de catequesis utilizamos los contenidos de la CAMPAÑA INSTITUCIONAL de Cáritas.  Por un lado miembros del Equipo de Cáritas presentamos a los padres dicha campaña y en otro momento nos pusimos en contacto con los catequistas; a ambos les informamos la finalidad de la MERIENDA SOLIDARIA y cómo se iba a desarrollar.

Así en las catequesis de la semana anterior, se les entregaron a los niños el logo de Cáritas para que lo pintaran de rojo,dos sobres,uno para los padres, otro para los niños, para depositar el donativo que creyeran oportuno, y se les pidió que sobre papel pintaran su pie y su mano y luego lo recortaran. Todo ello lo debían traer el día de la MERIENDA SOLIDARIA junto con su bocadillo para merendar.

Para el día de merienda preparamos el patio con un gran mural, previamente pintado por una religiosa, con los siguientes mensajes:

“Vive sencillamente para que otros sencillamente puedan vivir”

“Somos un regalo cuando ayudamos a otros a estar alegres”

“Es tiempo de esperanza”

Y pusimos unos tendederos colgados de las columnas y muchos globos con el logo de Cáritas.

Adviento 2013 Merienda solidaria1

Los niños,con lo anteriormente descrito, vinieron a catequesis. El bocadillo, envuelto en papel de aluminio se lo entregaron a los voluntarios de Cáritas, y el logo de Cáritas y su pie y mano recortado lo entregaron a su catequista. Una vez recogido el logo el catequista se lo entregó a algún padre/madre para que lo colgara en el patio mientras que los niños, ayudados por sus catequistas,  pegaban los pies y manos en el mural que a tal fin se había preparado.

Adviento 2013 Merienda solidaria2  Adviento 2013 Merienda solidaria3

Adviento 2013 Merienda solidaria4

 Luego se dirigieron con sus catequistas y padres al atrio de la Iglesia y allí, delante del Belén y de la imagen del Niño Jesús, tuvieron un rato de oración con la hoja “Oración para ser Luz de Esperanza”

Adviento 2013 Merienda solidaria6Al terminar y de camino al salón donde estaba preparada la merienda, se detenían en una mesa de Cáritas y allí depositaban su donativo y recibían una hojita que por un lado tiene el mensaje “Eres un regalo para los demás cuando les das alegría, amistad y felicidad” y por el otro una oración de bendición de la merienda. En el salón de la merienda se dispuso una mesa continua en forma de U; una vez sentados,  se les proyecto el vídeo de la Campaña, después hicieron la oración y luego la merienda repartida entre voluntarios de Cáritas, padres y catequistas en un ambiente festivo y de alegría.

Adviento 2013 Merienda solidaria5

 ORACIÓN PARA BENDECIR LA MERIENDA SOLIDARIA

Gracias Señor por los alimentos que cada día recibimos por tu generosidad.

Bendice los alimentos que vamos a tomar en esta merienda. Y bendice también a quienes los han preparado y da pan a los que tienen hambre y hambre de Dios a los que tienen pan. Bendito seas, Señor, por esta merienda que vamos a compartir y que es signo de paz, alegría y fraternidad. Amén.

Pasadas las Navidades y una vez reanudadas las catequesis hicimos llegar a las familias la siguiente carta:

Queridos niños de Catequesis

Queridos padres     

El equipo de Cáritas en nombre de la comunidad cristiana de la parroquia de San José y Santa María os da las gracias porque con vuestra generosa solidaridad podremos atender tantas necesidades de los hermanos empobrecidos de nuestra Comunidad.

Hemos comprobado que habéis sabido  situaros en el lugar del otro y no os ha sido indiferente ni el pobre ni su pobreza.

Unimos nuestras oraciones a las vuestras para que sigáis por la senda del amor misericordioso y así deis testimonio del Amor de Dios y su Reino, Buena Noticia para los pobres, aquí y ahora.

 Hemos recaudado 2.072 € en la Merienda solidaria

 Que el Señor os bendiga.

 EL EQUIPO DE CÁRITAS

(Crónica de Carmina Fernández Santos)

 

SENSIBILIZACIÓN DE LA COMUNIDAD. DOMINGO 29 DE SEPTIEMBRE

CÁRITAS parroquial de San José y Santa María, en este día del Señor, os hace saber que ha experimentado, por primera vez, la pobreza de recursos materiales. Sí. En los meses de verano hemos tenido que atender a un número inusual, hasta ahora, de personas y familias necesitadas de nuestra Comunidad y hemos vaciado la caja. La crisis económica, con la lacra del desempleo ha producido la carencia de bienes esenciales en muchos de nuestros hermanos y hemos sentido con ellos la angustia que nos producía el qué hacer y el qué dar para socorrerlos.

Con nuestras manos vacías hemos acudido a pedir a la puerta de la Iglesia Diocesana y gracias al principio evangélico de la Comunicación de Bienes, como acontecía en las primeras comunidades cristianas, en que todo lo ponían en común y cada una recibía lo que necesitaba para que nadie quedara desamparado, nos han facilitado los recursos necesarios para que los repartamos entre nuestros hermanos necesitados. Damos gracias a Dios por pertenecer a una Iglesia samaritana que no pasa de largo sino que se apea a los bordes del camino de la penuria y desesperanza para que por la fe que profesamos en Nuestro Señor Jesucristo, con obras buenas demos testimonio del Amor que nos salva.

El Fondo Diocesano está para acudir a él, cuando no podamos satisfacer las necesidades de nuestros hermanos empobrecidos, con nuestros propios recursos. Lo hemos hecho y lo seguiremos haciendo siempre que sea necesario, pero debemos procurar que sea la propia Comunidad quien aporte los recursos, en la medida de sus posibilidades.

Dice el Papa Francisco que para hablar de la pobreza hay que haberla experimentado. Hoy nos atrevemos a hablaros de los pobres y sus pobrezas porque la hemos experimentado en la acogida y acompañamiento de quienes acuden a nosotros, tristes, acobardados, iracundos, perplejos, y nos expresan que lo están pasando mal, que no tienen para comer, que no tienen para el material escolar de sus hijos, que les van a cortar la luz, que no pueden cocinar porque no tienen para pagar la bombona de butano, que no pueden hacer frente a la mensualidad de la hipoteca, etc. En su nombre apelamos a vuestra generosidad.

Sabemos que quien más, quien menos está pasando por apuros económicos, pero es distinto pasar apuros a no tener nada y además deudas.

Queridos hermanos es el momento de la solidaridad. El Equipo de Cáritas os invita a participar con generosidad en la Colecta del próximo Domingo que, por ser primer Domingo de mes, está destinada a Cáritas. También podéis dialogar está situación en familia y discernir qué podemos aportar en forma de donativo y hacer entrega del mismo en el despacho parroquial.

QUE EL SEÑOR OS LO PAGUE

Cáritas Española presentó el 12 de diciembre la primera fase de la campaña institucional 2012-2013, que se desarrollará bajo el lema “Vive con sencillez y trabaja por un mundo más justo”. Según sus responsables, la campaña incide en la idea de las relaciones de trabajo y propone “un modelo de sociedad donde el trabajo sea una fuente de desarrollo personal y social, y donde conceptos como el reparto del trabajo o la renta básica de ciudadanía puedan contemplarse como caminos reales y posibles para hacer un mundo más justo y sostenible·

Como recuerdan los autores de la campaña, “empeñados en este último siglo en que el pilar del desarrollo es la economía, hemos olvidado que el verdadero progreso es el anhelo humano, común a todos, de ser felices y hacer felices a los demás. Trabajar para vivir, para desarrollarnos como personas capaces de crear y proyectar, ha dejado paso al vivir para trabajar, para ganar más dinero, para adquirir más bienes”.

Por esa razón, Cáritas nos invita con motivo de la Navidad a vivir con sencillez y a trabajar por un mundo más justo donde entre todos podamos lograr un trabajo “decente”.

En el mundo en el que vivimos -afirma Eva San Martín, responsable de la Campaña Institucional de Cáritas- “los muros de las desigualdades sociales son cada vez más gruesos, los muros que cierran los caminos para acceder a un trabajo digno y estable son cada vez más altos, los muros que nos aíslan y nos hacen vivir individualmente, encerrados en nosotros mismos son cada vez más impenetrables”. “En un mundo así, Cáritas, en nombre de la comunidad cristiana, sueña y quiere trabajar por hacer realidad un nuevo modelo de economía y de sociedad que no levante muros, sino que los derribe”, añade.

Para llamar la atención sobre este proceso, Cáritas ya inició el año pasado una nueva etapa bienal en su campaña institucional con el lema “Vive sencillamente para que otros, sencillamente, puedan vivir”. Este año, la campaña y sus materiales didácticos siguen profundizando en la misma línea de vivir sencillamente para hacer posible un nuevo modelo de economía y de sociedad.

Recuperar el valor de la sencillez

Vivir sencillamente no se reduce a una pura cuestión material de conformarse con tener pocas cosas, sino que abarca a todo el ser de la persona. Implica una opción de vida; es un compromiso personal de tener un estilo de vivir contracorriente a los valores que promueve el modelo económico y social actual, llevando a la práctica el valor evangélico de la sencillez, con todo lo que implica de desprenderse de lo que nos deshumaniza y aleja de lo que es importante y sustancial en la vida personal y relacional, para hacer posible un mundo mejor, un “cielo nuevo y una tierra nueva donde habite la justicia” (2P 3, 13).

8 campanadas por los ODM

Una de las actividades de movilización propuestas desde la Campaña es el denominado “Gesto Mensual”, que en esta edición consiste en tañer “8 campanadas para que otro mundo sea posible”

“La finalidad de este gesto –se explica en la Guía de la Campaña- es concienciar a la comunidad parroquial sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio y darle un cauce para visibilizar públicamente la voluntad y compromiso de la comunidad por hacer posible un mundo mejor”.
La idea es que en las distintas comunidades parroquiales se hagan 8 campanadas, una por cada Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM), con el objetivo simbólico de recordar a los gobernantes que esos Objetivos están lejos de cumplirse por su falta de voluntad política. Pero ese tañido quiere recordar también a los ciudadanos que tenemos que exigir a nuestros gobernantes que cumplan lo que prometieron en el año 2000, además de comprometernos nosotros mismos a tener un estilo de vida sencillo y solidario.

(fuente: caritas-sevilla.org)

El Arzobispo Castrense en España, Monseñor Juan del Río Martín, ha asegurado que la Iglesia Católica y su labor social nunca cierra las puertas a ninguna persona y menos a las personas que han sido desahuciadas cuyo número se ha incrementado en estos tiempos de crisis económica.

“¿Dónde van los pobres a buscar ayuda? Van a la Iglesia, no van a otras instituciones. Es una prueba de que la Iglesia nunca cierra las puertas a nadie, y menos a esas familias que no tienen vivienda”, remarcó en declaraciones a Europa Press, a la entrada de la pasada 224º reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española (CEE).

Preguntado sobre si la Iglesia se une al sentimiento de tantas personas a las que los bancos, que ahora son ayudados, les han quitado su casa, Mons. Del Río ha indicado que “muchos obispos” han mostrado su apoyo a estas personas en sus cartas pastorales.

Según ha explicado, las instituciones caritativas de la Iglesia, desde Cáritas, pasando por las congregaciones religiosas, hasta las parroquias son “sensibles a estos casos” y ha precisado que son “muchos párrocos y muchos religiosos los que están ayudando a familias”.

“Lo que ocurre es que la Iglesia más que de palabra lo que le gusta es actuar, las palabras se las lleva el viento. Lo importante son los datos que se dan de Cáritas”, ha subrayado.

Precisamente, según un avance de datos del nuevo informe del Observatorio de la Realidad Social de Cáritas, que se publicará próximamente, más de un millón de personas acudieron a pedir ayuda a la red estatal de Acogida y Atención primaria de Cáritas en 2011, unas 50.000 personas más que en 2010 y casi el triple que en 2007, cuando atendió a 370.000.

(fuente: www.aciprensa.com)

Cáritas Española ha aprobado el desembolso de una partida de 70.000 euros para apoyar el plan de emergencia lanzado el pasado 18 de junio por Cáritas Paraguay por importe de 312.000 euros para prestar ayuda urgente durante los próximos seis meses a los miles de damnificados por las inundaciones torrenciales registradas en la región del Chaco.

Según los datos aportados por Cáritas Paraguaya, las inundaciones registradas en el Chaco (las más intensas en los últimos 20 años) afectan a unas 60.00 personas y han arruinado más de dos millones de hectáreas de cultivos. Los daños ocasionados por esta catástrofe natural son incalculables en los recursos una región de fuerte tradición agrícola y ganadera.

Ayuda de primera necesidad para 12.000 personas

El plan de respuesta a la emergencia puesto a punto por Cáritas Paraguay va a permitir la distribución de ayuda de primera necesidad a 12.000 personas en los departamentos de Presidente Hayes, Boquerón y Alto Paraguay, pertenecientes a la Diócesis de Benjamín Aceval, y a los Vicariatos Apostólicos del Pilcomayo y del Chaco.

Las actividades programadas en el plan incluyen la entrega a los damnificados de alimentos, agua potable, lotes de productos higiénicos, mantas y carpas. Asimismo, se van a construir albergues temporales y a organizar servicios de atención sanitaria, con personal médico cualificado.

Junto al llamamiento de ayuda de emergencia a las Cáritas donantes de todo el mundo, Cáritas Paraguay ha lanzado también una campaña de solidaridad a nivel nacional, en colaboración con Radio Pa’i Puku y Radio Cáritas, para apoyar a los damnificados.

(fuente: www.caritas-sevilla.org)

Para la Ludoteca de los niños de Casa Nazaret, ubicado en el ámbito de nuestra Parroquia se necesitan los siguientes materiales:

Listado de material para la ludoteca

– Silbato

– Pandero

– Disfraces

– Guiñoles y teatrillo

– Frutas, verduras (de juguete en material blando)

– Bloques de construcción

– Pelotas de goma

– Material de cocina (de juguete: cubiertos, platos)

– Pelotas

– Lotes de imágenes. Ej Arena, imágenes de las estaciones, el cielo…

– Instrumentos de percusión

– Puzzles, Juego de Memoria

– Pack de utensilios de higiene (cepillos de dientes, pasta, jabones…)

– Radio casette (para actividades en el exterior).

También se necesita un carrito de bebé.

Si alguien está interesado en colaborar con algunos de los materiales descritos, rogamos se pongan en contacto con Carmina o con cualquiera de los sacerdotes de la parroquia. Gracias de antemano por vuestra generosidad.

Se necesita una silla de ruedas para una persona de nuestra parroquia; pueden contactar en Cáritas o con alguno de los sacerdotes..

Gracias

Asociación Española de Padres de Sordociegos

CENTRO SANTA ÁNGELA DE LA CRUZ

para jóvenes y adulos con sordoceguera

El centro ofrece a los jóvenes y adultos con sordoceguera múltiples oportunidades para desarrollarse plenamente como personas y para alcanzar el máximo nivel de autonomía del que son capaces. El mantenimiento de las instalaciones y el elevado número de profesionales para su correcta atención, hace que el costo de cada plaza sea muy elevado. Por ello surge la idea del Club de Amigos del Centro para que personas que deseen colaborar, puedan hacerlo.

Pueden contactarlos en los siguientes medios:

Telf. 955125240 /687625442

centrosantaangela@apascide.org

www.apascide.org

http://www.facebook.com/apascide.centrosantaangeladelacruz

Hace unos días moría Rufi, voluntaria de Cáritas de la Parroquia de la Blanca Paloma de Sevilla. El 27 de enero lo hacía el cantaor Pepe “Peregil”. Dos personas, que cada uno a su estilo, fueron clarividentes en el amor a los más pobres.

Rufi, fue ejemplo de larga trayectoria de compromiso, constante y valiente, …

…, trabajando con alegría cada día y en especial en aquellos, en los que de forma sistemática se atienden a las cientos de personas que acuden a las dependencias de Cáritas Parroquial, provenientes de esos barrios, Los Pajaritos, Candelaria y Madre de Dios, tan acostumbrados por desgracia, a sentir el dolor, el abandono y la marginación. Con las puertas de su corazón siempre abiertas, para la escucha, consolar, ayudar, animar y juntar fuerzas en la lucha para que desparezca tanta marginación, tanta pobreza, tanto dolor, situaciones todas que revelan la peor cara de una sociedad injusta que solo valora al que más tiene y más puede.

Pepe “Peregil”, que en distintos momentos puso lo mejor de su arte altruistamente, para recaudar fondos que paliaran las dificultades que día a día encuentran tantos hermanos para vivir. En diciembre, con motivo de la Copla Solidaria a favor de Cáritas Diocesana de Sevilla que anualmente organiza el Centro Unesco de Sevilla, hizo un esfuerzo sobrehumano, estando ya ‘mu malito’ para que su actuación rozase los mejores registros del arte flamenco, cantando villancicos llenos de ternura y belleza.

Son solo algunos ejemplos de personas que “pasaron haciendo el bien”. Buena reseña para invitarnos a poner lo mejor de nosotros como bálsamo que cure las heridas de tantas personas que en estos momentos están sufriendo. Ojalá el Señor siga suscitando hombres y mujeres que con sencillez y ternura ofrezcan su vida para servir a Cristo presente en los más necesitados.

Nuestro deseo, que el Misericordioso los haya acogido en su seno, acompañado de aquellos con los que practicaron la misericordia. (fuente: caritas-sevilla.org)

Si alguien va a cambiar de lavadora y la suya aún funciona, puede avisar para donarla al teléfono 605 531 676 (pregunten por Carmina). Al mismo teléfono pueden aportar colaboraciones económicas para comprar una nueva a un matrimonio mayor que está lavando a mano.

Gracias a todos.

Desde Cáritas proponernos hacer posible entre todos, con nuestras manos, un nuevo modelo social y económico donde aterrizar esos valores de comunión, participación, diversidad, gratuidad, fraternidad y compromiso, y hacer que el cielo oscuro y amenazante en el que viven los cada vez más pobres y excluidos, vuelva a ser claro y azul para todos y todas en todo el mundo.

Desde Cáritas, en nombre de la comunidad cristiana, queremos plantear con la campaña de este año, la necesidad urgente de un nuevo Desarrollo y una nueva Economía que gire alrededor del bien del ser humano y del respeto a la Naturaleza.

Podríamos resumir lo que nos quiere proponer a cada uno de nosotros esta campaña de Cáritas con una simple frase: “Vive sencillamente, para que otros sencillamente puedan vivir.”

 El domingo 18 se llevará a cabo la Colecta de Navidad.

Sé generoso.

 

EL VOLUNTARIADO CRISTIANO DE CÁRITAS: Movidos por el amor de Cristo

 

“Estoy en medio de vosotros como el que sirve” (Lc 22,27). Estas palabras del Señor Jesús son las que centran la vocación y la misión de los voluntarios de cáritas.

 

La Palabra de Dios nos encarga el cuidado de los huérfanos, las viudas, los pobres y extranjeros, pues no podemos decir que amamos a Dios a quien no vemos si no amamos al prójimo a quien vemos.

 

La parroquia, la comunidad cristiana es una comunidad de servidores a ejemplo de Cristo que vino no para ser servido sino para servir (Mt. 20,28). Somos comunidad de servidores: amando al prójimo, sirviendo a los demás, defendiendo sus derechos, especialmente de los más pobres y necesitados, defendiendo las injusticias, siendo solidarios con todos los pueblos, con todas las personas.

 

El Arzobispo de Sevilla y su Obispo Auxiliar a comienzos de este curso pastoral ha situado la caridad como una de las prioridades pastorales. Nos dice: invitamos a todos a mantener y acrecentar el trabajo en favor de los necesitados, con renovado tesón en las tristísimas circunstancias que estamos viviendo, pues como nos enseña el Papa Benedicto XVI en la encíclica Caritas in Veritate, la caridad “da verdadera sustancia a la relación personal con Dios y con el prójimo; no es sólo el principio de las microrelaciones, como en las amistades, la familia, el pequeño grupo, sino también de las macrorelaciones, como las relaciones sociales, económicas y políticas”.

 

El obispo es el responsable de la acción caritativa de la Iglesia que preside, responsabilidad que en cada parroquia tiene el sacerdote, hombre de la caridad. Todos los cristianos hemos de ser servidores en las distintas acciones de nuestra vida.

 

Ello no quita para que algunos de nuestros hermanos y hermanas se sientan llamados especialmente a servir, en nombre de todos nosotros, a las personas pobres que acuden pidiendo ayuda a nuestra comunidad. Son los voluntarios de cáritas.

 

No son como un apéndice de nuestra parroquia, son nuestra parroquia sirviendo a los pobres, por medio de ellos. Y no solo eso, han de ser personas que nos trasmitan las necesidades y dificultades que sufren nuestros hermanos los pobres, que vienen a nuestra comunidad pidiendo nuestra ayuda, sensibilizándonos de la realidad de la pobreza que sufren tantas personas.

 

La Iglesia es rica y generosa en voluntariado, cosa que podemos afirmar mirando la presencia de los cristianos allí donde hay pobres, enfermos, personas abandonadas y seres humanos excluidos.

 

No dice el Papa Benedicto XVI en la encíclica “Deus caritas est” que las personas colaboradoras de la Iglesia en el servicio de la caridad “han de ser personas movidas ante todo por el amor de Cristo, personas cuyo corazón ha sido conquistado por Cristo con su amor, despertando en ellos el amor al prójimo. El criterio inspirador de su actuación debería ser lo que se dice en la  segunda carta a los Corintios: «Nos apremia el amor de Cristo».

 

La vida espiritual para el voluntario de cáritas es fundamental. El voluntario tiene que ser persona que encuentre en la Eucaristía su fuerza y alimento. En ella ha de hacer presente que amor a Dios y amor al prójimo son inseparables y que «cerrar los ojos ante el prójimo nos convierte también en ciegos ante Dios». A ella ha de llevar todo el dolor que encuentra en los demás y ponerlo en las manos del Padre de Misericordia.

 

Celebrar la Eucaristía y estar al servicio de los otros, en especial de los pobres, son dos formas inseparables de recordar a Jesús.

 

Ser voluntario es ser un miembro activo y unido a la Iglesia, a la parroquia concreta, en cuyo nombre realiza su misión y a la cual lleva las penas y alegrías de su servicio. La Iglesia es en sí misma como un cuerpo hecho de miembros que ponen cada uno lo mejor de sí mismo al servicio de los otros: unos su capacidad de enseñar, otros su don de profetizar, otros su don de curar, otros su oración desde el lecho del dolor, otros su don de servir a los más pobres y repartir el pan, todos su capacidad de amar.

 

Los voluntarios son ungidos por el Espíritu para ser Buena Noticia para los pobres. Por ello han de sentirse llamados y enviados por el Señor en el seno de la comunidad cristiana para ser manifestación y testimonio del amor de Dios. Sentir que el servicio, como vocación divina, como un verdadero ministerio de la caridad tan digno y necesario en la Iglesia y en el mundo como cualquier otro. Pero siempre sin olvidar que este servicio, aunque les compete de manera individual, es también tarea que compete a toda la comunidad eclesial. Por ello han de vivirlo como una verdadera vocación, pero muy en comunión con la vida y misión de vuestra comunidad cristiana.

 

El servicio a la caridad es mirar a los pobres con los ojos de Dios y amarlos con el corazón de Dios. Los voluntarios han de cuidar no caer en la tentación de vivir el servicio caritativo y social sin la experiencia de Dios en la Eucaristía y en los hermanos.

 

Trabajamos por la justicia y hay que dar a cada uno lo suyo, lo que le pertenece, lo que le corresponde en justicia. Pero la caridad va más allá de la justicia, porque amar es dar, ofrecer de lo mío al otro; pero nunca carece de justicia, la cual lleva a dar al otro lo que es «suyo», lo que le corresponde en virtud de su ser y de su obrar. No puedo dar al otro de lo mío, sin haberle dado en primer lugar lo que en justicia le corresponde. Quien ama con caridad a los demás, es ante todo justo con ellos.

 

Es necesario recuperar la centralidad y el protagonismo de la persona y promover su desarrollo integral. El auténtico desarrollo humano afecta a la totalidad de la persona en todas sus dimensiones, material y espiritual, individual y comunitaria, natural y sobrenatural. Este servicio a la persona es fundamental en una cultura que limita el horizonte del desarrollo al ámbito material o que reduce el alma humana a lo psíquico y emocional.

 

Los voluntarios de cáritas son testigos para el mundo de que es posible y hace feliz, la experiencia de la gratuidad, la experiencia de dar gratis lo que gratis hemos recibido del Señor, y de trascender la justicia con la gratuidad y la misericordia.

 

Pidamos al Señor que surjan vocaciones al servicio de los pobres en nuestra comunidad y que a todos nos conceda tener un corazón de voluntarios, de servidores de la comunidad, de la Iglesia y en la Iglesia, tal como nos lo enseñó el Señor que no vino a ser servido, sino a servir.

 

Dios todopoderoso y eterno, que con amor generoso desbordas los méritos y deseos de los que te suplican, derrama sobre nosotros tu misericordia, para que libres nuestra conciencia de toda inquietud y nos concedas que aquello que no nos atrevemos a pedir.

 

Amén.

(fuente:  caritas-sevilla.org)

 

Madrid, 16 de septiembre de 2010

1. INTRODUCCIÓN Y SITUACIÓN ACTUAL

Seis semanas después de que las fuertes lluvias y los consiguientes deslizamientos de tierra que se iniciaron a principios de agosto en el norte montañoso de Pakistán, y barrieron lentamente el país hasta la costa del Mar de Arabia, dejando tras de sí un inmenso rastro de destrucción de tierras cultivables y la pérdida de más de un millón de hogares, las cifras oficiales siguen hablando de 2.000 muertos, 2.366 heridos y 21 millones de afectados, en el peor desastre humanitario que se conoce en Pakistán. Según el Instituto Nacional de Desastres, el número de muertos y desaparecidos por las inundaciones aumentarán a medida que las aguas se retiren.

Las aguas ya se han retirado en muchas partes del país, excepto en la provincia de Sindh, donde el reciente desbordamiento del lago Manchar ha inundado numerosas aldeas y cultivos.

Por su parte, la mayoría de los afectados que han sido alojados en las escuelas públicas de la provincia de Khyber Pakhtunkhwa se niegan a volver a sus hogares mientras el Gobierno no solucione antes de su regreso el problema del alojamiento y ayuda de primera necesidad.

A nivel internacional, está previsto que el enviado especial de EE.UU. para Pakistán y Afganistán, Richard Holbrooke, realice una gira por las zonas afectadas en la provincia de Sindh esta misma semana.

Asimismo, tanto el Gobierno como las agencias de ayuda humanitaria ya han alertado sobre la posible propagación de enfermedades transmitidas por el uso de agua contaminada, como el cólera, en las zonas afectadas por las inundaciones, como Karachi y Baluchistán, donde ya se han registrado algunos incidentes sanitarios.

Respuesta del Gobierno: Lee el resto de esta entrada »

Carmina de Cáritas me ha hecho llegar sta información, la cual paso a publicar por si alguna persona está interesada en asistir:

Buenas tardes a todos:

El día 20/09, es decir ayer, han salido unas cartas informando de un encuentro que tendrá lugar el próximo lunes 27 en la Parroquia de la Resurrección con el objetivo de  informar y sensibilizar sobre la situación de pobreza y conflictos de los paises del sur del planeta.

Este encuentro se enmarca dentro de las lineas que desde Cáritas Diocesana de Sevilla queremos iniciar en el campo de la cooperación internacional.

Por lo que todos los que esteis interesados en este tema estais invitados a participar en este encuentro, está abierto a todas las partorales y grupos de la Parroquia sensibilizados en estos temas.
Un abrazo a todos y animaros acudir.

Mª Cristina Osto Palacio
Trabajadora Social de zona.

No siempre la fe es una experiencia fácil, apoyada en una seguridad evidente. Las tres lecturas de este domingo invitan a revisar el sentido que damos a la fe y los fundamentos que la sostienen.

Hay tiempos en que la oscuridad y la inseguridad parecen imponerse a los mismos creyentes. A veces los tiempos se tornan particularmente difíciles y exigentes para la fe. La fidelidad a la palabra de Dios y al seguimiento de Jesús resulta ardua.

La fe no es una certeza basada en lo que se muestra evidente; sino, como en el caso de Abrahán, obediencia a la llamada de Dios, confianza para ponerse en camino “sin saber a dónde iba”; descansa únicamente sobre la fidelidad de Dios que hace la promesa. Nos fiamos plenamente de Él.

La fe confiere al creyente aliento y firmeza suficiente para vivir el presente
oscuro con fidelidad. La carta a los hebreos, hablando de Moisés, lo dice
claramente: “Por la fe (…) se mantuvo firme como si viera al invisible”.

Jesús en el texto del Evangelio promete a los suyos, “pequeño rebaño”, el
Reino que el Padre se complace en darles. No es un camino exento de dificultades, sino la palabra comprometida de Dios, la garantía para caminar sin temor, es decir para creer la promesa. Pero la promesa, precisamente por
serlo, no es realidad presente que ya se pueda palpar.

La fe en las promesas de Dios, su Reino, compromete a asumir la historia con
responsabilidad para que la Palabra empeñada por Dios vaya dejando en
nuestras realidades la marca de su eficacia salvífica. La fe no da a los creyentes claves para vivir más tranquila y cómodamente. El haber conocido la voluntad del Señor nos hace tener mayor responsabilidad ante Él: “a quien se le confió mucho se le pedirá más”.

En nuestro camino de creyentes en Jesús se nos pide fidelidad, coherencia y
confianza. En tiempos difíciles y oscuros como los presentes, aunque sea
mirándolas desde lejos, no hay que perder de vista las promesas, que por ser
de Dios, llevan la garantía de su realización y fortalecen nuestra esperanza. (fuente)

“Ordena que estos dos hijos míos se sienten en tu reino, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda.”

Esta petición que la madre de los Zebedeos hace a Jesús genera en los otros discípulos indignación, recelo y división. Esta situación la aprovecha el Maestro para corregir pedagógicamente los fallos de los discípulos.

Frente al egoísmo de todos, el Maestro pronuncia unas reflexiones sobre el nuevo concepto de la autoridad transfigurada en servicio. Su pensamiento se desarrolla en tres estrofas:

“Los jefes de las naciones las tiranizan y los grandes las oprimen”. Jesús coloca el énfasis en la manera como se impone la autoridad en el régimen político de las naciones. Esta manera de ejercer la autoridad no puede ser el modelo de las relaciones en la comunidad de los discípulos.

“El que quiera ser el más grande entre vosotros, sea vuestro el servidor”. Esta sentencia de Jesús está en paralelo contrastando con “los jefes de las
naciones” que ocupan un puesto de dirección y responsabilidad. Jesús no
quiere una comunidad sin autoridad, pero pone como condición a quienes la
ejerzan que han de tener un alma de pobre y una actitud de servicio como un
esclavo. El candidato a ser el “primero” deberá hacerse servidor y esclavo de
todos, porque la novedad del espíritu de gobierno, según el Evangelio, está en servir incondicionalmente a los otros.

“El Hijo del Hombre no vino a ser servido, sino a servir y a dar su vida en
rescate por muchos”
. Con estas sentencias, Jesús autodefine su misión como
servicio y entrega de la propia vida por los demás. Con ello queda claro lo que quiso decir Jesús al hablar de su “cáliz”. Se corrige la falta de inteligencia de los que soñaban con los primeros puestos en el Reino y se ponen las
condiciones para ser parte de la comunidad de los discípulos.

El ejemplo de Santiago y de los otros discípulos nos exige a todos nosotros el
construir otro tipo de vida eclesial, donde la autoridad se ejerza como  servicio y no como privilegio; jerarquía o autoridad, donde seamos capaces de entregar la propia vida por el hermano empobrecido como lo hizo el mismo Jesús, que no vino a ser servido sino a servir y a dar la vida en rescate por todos. (fuente: www.caritas-sevilla.org)

En el evangelio de Lucas, el camino de Jesús a Jerusalén marca una progresiva manifestación del Reino.

A medida que avanza, va formando a los discípulos en actitudes de misericordia, de abandono de las pretensiones de poder y en todas las actitudes indispensables para llegar a ser verdaderos discípulos.

Una de esas actitudes es la de la escucha atenta y serena de su Palabra, actitud que exige romper con el ritmo loco e interminable de la vida cotidiana para ponerse, serena y atentamente, a los pies del Maestro. Esta elección que a los ojos de la eficiencia puede parecer superficial e inútil, es una condición fundamental para llegar a ser un auténtico discípulo.

Nosotros hoy nos enfrentamos a un ritmo de vida más agitado que el de épocas anteriores. Los medios proporcionados por la tecnología para ahorrar tiempo, también multiplican las ocupaciones y acaban haciéndonos caer en un activismo desenfrenado. Y el exceso de preocupaciones nos lleva a olvidarnos de lo fundamental.

Nuestro cristianismo se convierte así en un tímido cumplimiento de algunas obligaciones religiosas, sin espacio para la escucha de la Palabra. Se nos exhorta, se nos bombardea continuamente con mensajes que nos invitan a ser “eficaces, productivos y competitivos”. Pero con Marta y María, Jesús nos interpela y nos llama a respetar la jerarquía de valores y a poner en su sitio la “opción por lo fundamental”: ponernos a sus pies y escuchar su Palabra.

Jesús nos invita a que nuestro cristianismo sea un verdadero discipulado.

Para aprender la lección del Maestro, debemos formarnos en la escucha atenta de la Palabra en la Biblia y en la vida. La Biblia no puede permanecer guardada en un cajón mientras nosotros nos ahogamos en el interminable torbellino de los quehaceres cotidianos. La Palabra de Dios está hecha para caminar con nosotros paso a paso, día a día, minuto a minuto. Para enseñarnos a vivir en comunidad la solidaridad que hace efectivo aquí y ahora el reinar de Dios.

Pero estemos atentos, porque Jesús no quiere contraponer la vida activa y la contemplativa, ni la escucha fiel de su Palabra y el compromiso de vivir prácticamente su estilo de entrega a los demás. Alerta más bien del peligro de vivir absorbidos por un exceso de actividad, en agitación interior permanente, apagando en nosotros el Espíritu, contagiando nerviosismo y agobio más que paz y amor.

En definitiva, lo que Jesús nos propone es optar por las actitudes que nos conviertan en verdaderos discípulos suyos y auténticos cristianos. (caritas-sevilla.org)

Un total de 12.000 personas de Burkina Faso, que se encuentran en situación
crítica a causa de la grave crisis de alimentos que se vive actualmente en toda la región subsahariana del Sahel, podrán contar con el acceso a alimentos básicos durante los próximos seis meses gracias a un programa de emergencia lanzado por OCADES –la Cáritas local— y el apoyo económico de Cáritas Española, que acaba de aprobar una partida de 100.000 euros con destino a esa operación humanitaria.

Esta campaña urgente de distribución de alimentos va a desarrollarse en las
diócesis de Dédougoou, Koupela, Faga N’Gourma, Kaya, Nouna,  Ouagadougou, Ouahiguya y Dori. El programa permitirá atender a 1.600 familias y a una población infantil de 4.000 niños de corta edad en condiciones de grave riesgo de desnutrición. Cada grupo familiar recibirá una cesta alimentarias de maíz, sorgo, alubias, azúcar, aceite y sal, además de alimentos enriquecidos para mejorar el estado nutricional de los menores de cinco años.

Dentro de este programa humanitario, Cáritas Burkina Faso contempla también el suministro de materiales de construcción a 250 familias que viven en condiciones muy precarias tras las graves inundaciones de octubre de 2009, en las que perdieron sus hogares.

Además de esta partida con destino a Burkina, el Equipo Directivo de Cáritas
Española ha aprobado también otro fondo de 100.000 euros para apoyar el trabajo que está desarrollando Cáritas Níger parta responder a los efectos de la hambruna en ese país.

Esta nueva ayuda se suma a los 150.000 euros liberados por Cáritas Española para Níger el pasado mes de junio como respuesta al llamamiento lanzado por Cáritas Internationalis por valor de 2,9 millones de euros para financiar la distribución de alimentos a un millón y medio de personas especialmente vulnerables en la región.

Riesgo de hambruna para 10 millones de personas en el Sahel
Todo el Sahel se enfrenta a una crisis de alimentos de consecuencias imprevisibles debido a los pobres resultados de la última cosecha. El pasado mes de mayo la red internacional de Cáritas daba la voz de alerta ante la grave emergencia que se registra de nuevo en esa región subsahariana, donde se estima que al menos 10 millones de personas son víctimas de la hambruna en varios países.

Junto a Burkina Faso, Níger es uno de los países más afectados, con 8 millones de personas en riesgo, además de Chad y Mali.

Como ha alertado Raymond Yoro, secretario general de Caritas Níger, “nos
estamos enfrentando a una posible emergencia de supervivencia infantil, ya que 378.000 niños se encuentran en grave riesgo de padecer desnutrición aguda y 1,2 millones más en riesgo de desnutrición moderada”.

Cáritas Internationalis ha alertado que la actual escasez de alimentos puede ser más aguda que la vivida durante la crisis de 2005. Entonces, recuerdan los responsables de Cáritas, “la lección que aprendimos fue que los retrasos en la movilización de la ayuda cuestan vidas”.

La irregularidad de las lluvias, las malas cosechas, el aumento en los precios de los alimentos y la pobreza crónica han contribuido a la escalada de la crisis alimentaria de este año. Muchas personas se has estado enfrentando a una severa escasez de alimentos durante los últimos seis meses y ahora se ven obligados a recurrir a medidas extremas de subsistencia, como vender su ganado, comer alimentos silvestres, sacar a los niños de la escuela y abandonar sus hogares para ir en busca de alimentos en otros lugares. (caritas-sevilla.org)

Los equipos parroquiales de Cáritas Diocesana de Sevilla han atendido en 2009 un total de 51.140 demandas de ayuda, lo que supone un incremento del 28% respecro al año anterior. Este es uno de los datos que destacan en la memoria 2009 que ha hecho público Cáritas, el organismo oficial de la Iglesia de Sevilla para la acción caritativa y social. De la Memoria de Cáritas se desprende también que el 73% de las personas que acudieron a sus servicios de acogida eran mujeres, y que del total de demandas atendidas, el 32% correspondía a personas y familias inmigrantes. Además, durante 2009 se incrementaron todos los tipos de intervenciones, excepto las derivaciones a los servicios sociales, que decrecieron un 15%. Por contra, las intervenciones en cobertura de recursos básicos -alimentación y vestido- se incrementaron un 40% durante 2009.

En cuanto a los ingresos de Cáritas Diocesana de Sevilla, en la Memoria se refleja un aumento de más de un 33% de las aportaciones a las Cáritas parroquiales por parte de las comunidades crisrtianas, socios y donantes de la institución. Estas Cáritas parroquiales dedican el 57% de su gasto anual a la asistencia primaria, cuatro puntos más que el ejercicio anterior. Esta asistencia primaria comprende gastos destinados a vivienda, salud, suministros y recursos básicos de alimentación y vestido.

El resumen económico muestra que el 66% de la financiación de Cáritas Diocesana se sostuvo en la aportación de los fieles, este pporcentaje es un 20% superior a este apartado en el año anterior. Las subvenciones, en cambio, cayeron un 18%. La ayuda de Cáritas no se quedó solo en la Diócesis, ya que se canalizaron 11.530 euros a la red Cáritas de emergencia internacional. Esta canidad contrasta con los 763.770 euros canalizados sólo durante el primer semestre de 2010. Recordemos que el terremoto de Haití se produjo el 12 de enero de 2010.

Más datos. Durante 2009, Cáritas atendió también a 3.335 personas a través de sus proyectos especializados. Esta cifra se desgrana con arreglo al siguiente reparto: 1.623 en centros de inserción laboral, 1.097 inmigrantes, 99 beneficiarios en centros de excluisión -Centro Amigo-, 213 niños en 14 proyectos educativos, 192 personas mayores acogidas a programas de ayuda y formación, 80 mujeres beneficiadas de seis proyectos socioeducativos de promoción, y 31 personas en actuaciones específicas de salud mental. En el primer grupo destacan las 371 colocaciones y 65 procesor de formación iniciados.

Cáritas Diocesana destaca en su Memoria la labor de los voluntarios, más de 2.000 integrados en 257 equipos parroquiales, así como la de los 75 técnicos y profesionales que apoyan la labor del voluntariado y el desarrollo de los diversos proyectos. En cuanto al perfil del voluntario, el 70% son mujeres. Particularmente, las mujeres con edades comprendidas entre los 50 y 79 años representan el 53% del voluntariado de Cáritas Diocesana de Sevilla. (archisevilla.org)

Estudio basado en la información de 47 Cáritas Diocesanas, con constataciones realizadas por los agentes de acción social de Cáritas en toda España durante todo el año 2009. (Pinchar en el enlace para leerlo en formato PDF)

http://www.caritas-sevilla.org/images/documentos/V_informe_observatorio_realidad_social-caritas.pdf

EL SACERDOTE, HOMBRE DE LA CARIDAD

MENSAJE DE LA COMISIÓN EPISCOPAL DE PASTORAL SOCIAL CON MOTIVO DE LA FESTIVIDAD DEL CORPUS CHRISTI, DÍA DE LA CARIDAD

6 de junio de 2010

Celebramos este año la fiesta del Corpus Christi cuando nos disponemos a culminar en la Iglesia el Año Sacerdotal proclamado con ocasión de la celebración del ciento cincuenta aniversario de la muerte de Juan María Vianney, el Santo Cura de Ars.

A lo largo del año, los sacerdotes han sido invitados a reavivar el don que  han recibido y a profundizar en la riqueza personal y comunitaria que significa el ministerio sacerdotal que se les ha confiado. La figura del Santo Cura de Ars les ha motivado e iluminado para vivir el sacerdocio como expresión del amor de Dios con que se sienten amados y, al mismo tiempo, impulsados para que los hombres y mujeres de nuestro tiempo se sientan igualmente amados por el Dios del amor. En las palabras del Cura de Ars y en obras suyas como “La Providencia”, orfanato para jóvenes desamparadas que resultó ser modelo en la Francia de su época para instituciones similares, han podido descubrir la radicalidad y la dimensión práctica del amor.

Ahora, en los últimos días del Año Sacerdotal que será clausurado en la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, el próximo día 11, el misterio de la Eucaristía  que celebramos y veneramos, misterio del Cuerpo entregado y la Sangre derramada de Jesús para la vida del mundo, ilumina de manera muy particular el ministerio de los sacerdotes. Ellos han sido llamados, consagrados y enviados por Jesús para ser transparencia de ese amor que salva al mundo amando a los hermanos y siendo Buena Noticia para los pobres. Como la piedad popular ha entendido muy bien, en el Corazón de Jesús se manifiesta el misterio del amor de Dios, que, por la encarnación del Hijo eterno, nos ama también con un corazón humano.

Por este motivo, invitamos a toda la comunidad cristiana a que este año la contemplación del Señor, presente verdadera, real y sustancialmente en la Eucaristía, bajo los signos del pan y del vino, nos lleve a valorar a nuestros sacerdotes como los hombres de la caridad, como los llamó Juan Pablo II, y a rezar especialmente por ellos, para que su ministerio sea una verificación y actualización del amor de Jesús ungido por el Espíritu y enviado «a anunciar  a los pobres la Buena Noticia, a proclamar la liberación de los cautivos y la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor».

Por otra parte, al celebrar hoy el Día de la Caridad, os invitamos también a reconocer el servicio de los sacerdotes en el campo de la caridad y agradecer lo mucho que Cáritas debe al ministerio sacerdotal en todos sus ámbitos de realización ‐parroquiales, arciprestales, diocesanos, regionales y  nacionales‐, pues los sacerdotes no son únicamente los hombres del culto y de la palabra, son también los hombres de la caridad y tienen una tarea muy importante que realizar en la animación de la caridad y en la misión de presidir a la comunidad en la caridad.

El ministerio de la caridad pertenece al sacerdote por su configuración con Cristo Cabeza y Pastor

«Aunque se deban a todos –dice el Concilio‐ los presbíteros tienen encomendados a sí de manera especial a los pobres y a los más débiles, a quienes el Señor se presenta asociado (Cf Mt 25,34‐45) y cuya evangelización se da como prueba mesiánica (Cf Lc 4,18)». El ministerio de la caridad pertenece a todo sacerdote por su bautismo, porque la caridad es tarea de todo fiel en la Iglesia. Pero además, pertenece al sacerdote por otras razones más particulares y hondas que nacen de su identidad y ministerio sacerdotal, como su configuración con Cristo Cabeza y Pastor.

Lo expresa así Juan Pablo II: «El presbítero participa de la consagración y misión de Cristo de un modo específico y auténtico, o sea, mediante el sacramento del Orden, en virtud del cual está configurado en su ser con Cristo Cabeza y Pastor, y comparte la misión de “anunciar a los pobres la Buena Noticia”, en el nombre y en la persona del mismo Cristo».

Como Jesús, Buen Pastor, el sacerdote esta llamado a cuidar de todas las ovejas y a saciar su hambre y su sed, pero con especial cuidado busca a la perdida, cura a la herida, reincorpora a la comunidad a la descarriada.

Como el Corazón de Jesús, también el corazón del sacerdote se conmueve, se compadece con entrañas de amor ante el leproso, ante el herido en el  camino, ante el excluido, ante los hambrientos, y hace presente para los pobres y desvalidos el amor misericordioso de Dios.

El ministerio de la caridad pertenece al sacerdote por su configuración con Cristo Sacerdote

Con Cristo Sacerdote los presbíteros están llamados a hacer de su vida una ofrenda viva al servicio de los hermanos, de tal manera que su amor a los  otros encuentre su mayor realización en la propia entrega.

La actividad caritativa para todo cristiano, pero de manera particular para los sacerdotes, adquiere su verdadera dimensión como expresión del amor de Dios cuando adquiere la forma de don de sí mismo, similar al don del mismo Jesucristo. Como dice Benedicto XVI, «el corazón de Cáritas es el amor sacrificial de Cristo y cada forma de caridad individual y organizada en la Iglesia debe encontrar su punto de referencia en Él». Sólo así, añade, la actividad caritativa «se transforma en un gesto verdaderamente digno de la persona que ha sido creada a imagen y semejanza de Dios».

Esta ofrenda de la propia vida se expresa de manera sacramental en la Eucaristía y de manera existencial en el servicio a los pobres. Los sacerdotes en la Eucaristía ofrecen al Padre la vida entregada de Jesús para la salvación del mundo y, junto con Jesús, ofrecen su propia vida entregada para la salvación de los hombres. A imagen de Jesús, y unidos a Él, los sacerdotes dicen a los hombres: Tomad mi cuerpo, bebed mi sangre. Mi cuerpo entregado por vosotros: mi vida, mi tiempo, mi pensar, mi sentir. Mi sangre derramada por vosotros: mi trabajo, mi esfuerzo, mis tensiones, mis sufrimientos y esperanzas.

Celebrar la Eucaristía es, en palabras de Benedicto XVI, «implicarnos en la dinámica de su entrega». De ahí que la Eucaristía, misterio de muerte y resurrección, misterio de pasión ‐de pasión de amor‐, sea la fuente de la espiritualidad que lleva a los sacerdotes a hacerse don, entrega total y generosa, hasta dar la vida, por amor, al servicio de los hermanos, especialmente de los más pobres.

El ministerio de la caridad pertenece al sacerdote por su misión al frente de la comunidad

El sacerdote, enraizado en la caridad pastoral de Cristo, está llamado a promover relaciones de servicio con todos los hombres, «de manera especial con los pobres y los más débiles». «Es necesario que el presbítero sea  testigo de la caridad de Cristo mismo que “pasó haciendo el bien” (Hch 10,38); el presbítero debe ser también el signo visible de la solicitud de la Iglesia que es Madre y Maestra. Y puesto que el hombre de hoy está afectado por tantas desgracias, especialmente los que viven sometidos a una pobreza inhumana, a la violencia ciega o al poder abusivo, es necesario que el hombre de Dios, bien preparado para toda obra buena (cf. 2 Tim 3,17), reivindique los derechos y la dignidad del hombre».

Si la caridad es algo que pertenece a la naturaleza de la Iglesia y, en consecuencia, a toda la comunidad cristiana, tarea del sacerdote es hacer que en la comunidad cristiana se viva y exprese el servicio a los pobres. Compete al sacerdote procurar que cada uno de sus fieles sea conducido por el Espíritu «a la caridad sincera y diligente».

Esto significa que si tarea del sacerdote es el ministerio de la Palabra y el ministerio de los Sacramentos, tarea suya es también el ministerio de la caridad, como nos dijo el Concilio y nos recuerda Juan Pablo II. Y si tarea suya es presidir a la comunidad en el anuncio de la Palabra y en la celebración de la fe, tarea suya es presidirla en la caridad.

Si propio del sacerdote es el ministerio de la comunión en la comunidad, y no hay comunidad sin kerygma, sin liturgia y sin diaconía, no hay ministerio completo de la comunidad sin el ejercicio y animación de la caridad. Una caridad que el sacerdote, de manera ordinaria, ejerce en el ámbito  privilegiado de su campo de acción, que es la Parroquia, por medio de la Cáritas Parroquial.

Queremos por ello recordar que la caridad no es sólo tarea individual, sino tarea comunitaria, tarea de toda la comunidad y, en consecuencia, requiere una organización y una programación en la comunidad. De esta necesidad de un orden en la administración de la caridad surge una organización como Cáritas, que no es más que la misma Iglesia en el ejercicio de su amor y servicio a los pobres.

Es en este contexto de la dimensión comunitaria de la caridad donde se comprende y ejerce adecuadamente la tarea de presidir en la caridad. Una tarea que no consiste en monopolizar la acción caritativa y social, como si fuera algo que compete sólo al sacerdote, sino en sensibilizar a la comunidad sobre la dimensión caritativa y social de la vida cristiana, promover la corresponsabilidad, implicar en ella a los órganos de comunión y  participación de la comunidad parroquial y favorecer la coordinación de la acción caritativa y social tanto en el ámbito intraeclesial como en el social.

Contemplando el misterio de la Eucaristía oremos por nuestros sacerdotes y por la erradicación de la pobreza y la exclusión social

No podemos olvidar que 2010 ha sido declarado por la Comisión Europea “Año de lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social”, por eso, en este Año Sacerdotal que estamos terminando y en todo el 2010, contemplando el misterio de la Eucaristía os invitamos a dar gracias a Dios por el don que significa su presencia eucarística y a orar por los sacerdotes y también por todos aquellos que entre nosotros son víctimas de la pobreza y la exclusión social.

Gracias, Señor, por el don de la Eucaristía, por tu Cuerpo entregado y tu Sangre derramada para la vida del mundo. Gracias porque quisiste poner este admirable don en manos de los sacerdotes y porque nos lo dejaste como sacramento de comunión fraterna entre todos los hombres.

Te damos gracias por nuestros sacerdotes y te pedimos por ellos y por su servicio generoso a los más necesitados. Que configurados con Cristo Pastor, su corazón se conmueva siempre ante los pobres, los hambrientos, los excluidos, los marginados. Que identificados con Cristo Sacerdote renueven con gozo la ofrenda de sus vidas en cada Eucaristía al servicio de la salvación de todos los hombres. Que en el seno de nuestras comunidades cristianas sean los hombres de la caridad animando y presidiendo el ejercicio organizado de la caridad.

Y que en este “Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social” oigamos el clamor de los 78 millones de pobres que viven en Europa y trabajemos por superar esta injusticia social que afecta a la dignidad de las personas y a los derechos humanos de un modo inadmisible, sobre todo en una sociedad que dispone de recursos suficientes para erradicar la pobreza si se decide a hacer de la persona el centro de la vida económica y social, como pide el Santo Padre, Benedicto XVI.

Madrid, 15 de mayo de 2010 (fuente)

La Santa Sede considera que los países que han logrado rescatar dinero para salvar las instituciones financieras en la crisis económica deberían tener también recursos para ayudar a los pobres.

Lo señaló el observador permanente de la Santa Sede en las oficinas de la ONU de Nueva York, el arzobispo Celestino Migliore, el pasado miércoles 24 de marzo, en una intervención ante de la 64ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas. El discurso fue pronunciado en el 4º Diálogo de Alto Nivel sobre Financiación del Desarrollo, bajo el tema “El Consenso de Monterrey la Declaración de Doha sobre la Financiación para el Desarrollo: Estado de Aplicación y Labor Futura”.

El prelado destacó que el “impacto devastador de la reciente crisis financiera en las poblaciones más vulnerables del mundo” es “una preocupación compartida por Gobiernos y ciudadanos de todo el mundo. De hecho -continuó-, la oscura sombra de esta crisis podría frustrar los esfuerzos realizados hasta ahora para ayudar a reducir la pobreza y sólo aumentar los astronómicos números de personas que viven en la extrema pobreza”.

En el lado positivo, el arzobispo señaló que la crisis ha “dado lugar a una cooperación política internacional sin precedentes, evidente en los tres sucesivos encuentros de alto nivel del G-20 en Washington, Londres y Pittsburgh durante el 2009. Estos encuentros fueron capaces de lograr un acuerdo sobre medidas de emergencia para reactivar la economía mundial, incluidos los paquetes de incentivo fiscal y monetario que han evitado una catástrofe global”, afirmó.

“No obstante, la estabilización de algunas economías o la recuperación de otras no significa que la crisis haya acabado”, añadió. De hecho, el conjunto de la economía mundial, donde los países son muy interdependientes, nunca será capaz de funcionar sin problemas si las condiciones que generaron la crisis persisten, especialmente cuando las desigualdades fundamentales en ingresos y riqueza entre individuos y entre naciones continúan”, dijo.

Imperativo moral

Así, el representante de la Santa Sede destacó que “no podemos esperar a una recuperación definitiva y permanente de la economía global para tomar medidas”. Explicó que “una razón significativa es que la reactivación de las economías de las poblaciones más pobres del mundo ayudará, sin duda, a garantizar una recuperación universal y sostenible. Pero la razón más importante es el imperativo moral: no dejar a toda una generación, casi una quinta parte de la población mundial, en extrema pobreza”.

Destacó la “urgente necesidad de reformar, fortalecer y modernizar el conjunto del sistema de financiación para el desarrollo de los países, así como los programas de la ONU, incluyendo las agencias especializadas y las organizaciones regionales, haciéndolas más eficientes, transparentes y coordinadas, tanto en el ámbito internacional como en el local.

“En este sentido, la crisis ha sacado a la luz la urgente necesidad de proceder a la reforma del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, cuyas estructuras y procedimientos deben reflejar las realidades del mundo de hoy, y ya no las del periodo posterior a la Segunda Guerra Mundial”, indicó. “La comunidad internacional, a través del Banco Mundial y relevantes agencias multilaterales, debería continuar dando prioridad a la lucha contra la pobreza”, declaró.

El arzobispo Migliore reconoció que “al final de la Segunda Guerra Mundial, la comunidad internacional fue capaz de adoptar un sistema completo que garantizaría no sólo la paz sino también que se evitara la repetición de un trastorno económico global”.

Indicó que “la actual crisis global ofrece una oportunidad parecida que requiere una aproximación integral, basada en los recursos, la transferencia de conocimientos y las instituciones. Para lograrlo, todas las naciones, sin excepción, deben comprometerse en un renovado multilateralismo”, señaló. “Al mismo tiempo, la eficacia de las medidas adoptadas para afrontar la crisis actual deberían evaluarse siempre por su habilidad para resolver el problema principal”, dijo.

Y concluyó: “No deberíamos olvidar que el mismo mundo que podría encontrar, en unas pocas semanas, trillones de dólares para rescatar a los bancos y a las instituciones financieras de inversión, todavía no ha podido encontrar un 1% de esa cantidad para las necesidades de los hambrientos, empezando con los tres billones de dólares necesarios para proporcionar comida a los escolares que tienen hambre o los cinco billones necesarios para apoyar el fondo alimentario de emergencia del Programa Mundial de Alimentos”. (fuente: caritas-sevilla.org)

El gran impacto causado en toda la red Cáritas por el devastador terremoto registrado en Haití a comienzos de año, que ha supuesto para nuestra organización un verdadero reto operativo y logístico, no ha impedido a Cáritas Española seguir desarrollando su trabajo en el ámbito internacional, de acuerdo la modelo de trabajo de cooperación fraterna.

Dentro de ese compromiso, además de los casi tres millones de euros que Cáritas Española ha puesto hasta la fecha a disposición de la Cáritas Haitiana para afrontar las primeras fases del plan de respuesta humanitaria a los efectos del seísmo, durante los dos primeros meses de 2010 el Equipo Directivo de la institución ha aprobado también un total de 30 proyectos de ayuda por importe total de 2.850.000 euros en diversos países de Africa, Asia, América Latina y Europa del Este.
Los principales objetivos de estas ayudas van desde el apoyo a proyectos integrales de desarrollo comunitario de pequeñas comunidades rurales especialmente vulnerables al impulso de planes agrícolas orientados a garantizar la seguridad alimentaria de zonas especialmente expuestas a la sequía, la respuesta las necesidades básicas de los damnificados por emergencias naturales, la educación infantil y la capacitación de adultos, la salud y la atención a enfermos de sida o la promoción de cooperativas femeninas.

1,8 millones para 11 países africanos

Por regiones, dentro de los proyectos aprobados es Africa, con un total de 1.826.000 euros, la que recibe mayor número de ayudas. En Túnez, Cáritas Española ha decidido apoyar sendos proyectos de educación para jóvenes sin recursos y asistencia en las cárceles a reclusos inmigrantes, mientras que en Marruecos se va a financiar –con fondos aportados por el Ayuntamiento y la Cáritas de Jaca, y la Conferencia Episcopal Española– el programa educativo del Centro de Migrantes de Rabat.

Con destino a la Cáritas de la República Democrática del Congo, un país de atención prioritaria para Cáritas Española en los últimos años, se van a liberar tres partidas de 583.000, 12.300 y 27.000 euros para apoyar, respectivamente, un plan de salud en la diócesis de Kinshasa a través de 10 centros de atención primaria, la dotación sanitaria de una clínica en Bakwa Malumba y el equipamiento educativo y sanitario del Instituto Técnico Agrícola de Ikoma, en la diócesis de Bukavu.

Dentro de la zona de los Grandes Lagos, las Cáritas Diocesanas de Butare y Kabgayi, en Ruanda, contaran con sendos apoyos de 47.000 y 198.000 euros para financiar un plan de autosuficiencia agrícola de 3.000 familias del medio rural y un programa de apoyo integral a niños enfermos de sida.

En la región del Sahel, una zona especialmente vulnerable ante las fluctuaciones de las lluvias, Cáritas Española ha aprobado varias partidas como respuesta a los llamamientos de emergencia a causa de los efectos de la sequía que han lanzado las Cáritas de Etiopía, Sudán y Benín. Para el primero de estos tres países se han aprobado 75.000 euros para paliar la grave falta de alimentos que padecen cinco diócesis del país y 550.000 euros para financiar un programa a cuatro años de seguridad alimentaria y desarrollo rural en la región de Oromia. A Sudán, por su parte, se van a destinar 150.000 euros para garantizar la ayuda alimentaria durante un año a 10.000 personas en el este y sur de los estados de Ecuatoria, mientras que en Benín otro fondo de 25.000 euros servirá para afrontar las necesidades de reconstrucción y recuperación agrícola de las comunidades afectadas por las graves inundaciones registradas durante la pasada temporada de lluvias.

Las mujeres son las destinatarias de otras dos partidas de Cáritas Española con destino a las Cáritas de Senegal y Malí. En el primer caso, se trata de un proyecto agrícola de fortalecimiento de las actividades productivas del Centro de la Federación de las Agrupaciones femeninas de Sant Louis, y en el segundo de la ampliación de una cooperativa de mujeres dedicada a la producción hortofrutícola en Faladje (Bamako).

757.000 euros para 9 proyectos en Asia

En Asia, Cáritas India va a recibir alrededor de 250.000 euros para impulsar cinco proyectos rurales de desarrollo integral de comunidades que viven en condiciones especialmente precarias en los estados de Madhya Pradesh, Tamil Nadu, Maharashtra, Chattisgarh y Arimalam.

Indonesia y Tailandia son otros dos países asiáticos destinatarios de las ayudas aprobadas por Cáritas y que se destinarán, respectivamente, a apoyar con 250.000 euros un proyecto de desarrollo rural integral en la zona de Aceh Jaya, en Sumatra; con 100.000 euros un plan de reconstrucción de viviendas y escuelas para 471 familias tras los daños causados por el terremoto registrado en septiembre de 2009 en Pagang, en la isla de Sumatra; y con otros 134.000 euros un programa de acogida a inmigrantes birmanos en Tailandia.

195.000 euros para proyectos de formación en Bolivia y Cuba

Las Cáritas de Bolivia y Cuba han sido también incluidas en estas primeras partidas de 2010 de ayudas de Cáritas Española. Ambas recibirán un importe total de 195.000 euros para tres iniciativas de carácter educativo y formativo. Las dos primeras están ubicadas en la ciudad boliviana de El Alto: un programa de formación y capacitación profesional de la Fundación educativa Palliri, del que se benefician unas 200 personas, y un programa socioeducativo para niños y adolescentes que desarrolla la Fundación Sembrado Esperanzas. En Cuba, el proyecto apoyado por Cáritas, radicado en el municipio Arroyo Naranjo, consiste en una iniciativa de apoyo educativo y formativo para jóvenes de zonas rurales.

Reconstrucción y prevención de tráfico de mujeres en Georgia y Armenia

Por último, en Europa del Este se van a respaldar sendos proyectos remitidos por Cáritas Georgia (50.000 euros) para apoyar las actividades de reconstrucción tras el terremoto de septiembre pasado y por Cáritas Armenia (20.000) para mantener el funcionamiento del programa de prevención de migración ilegal y tráfico de mujeres con fines de explotación sexual, un grave problema en el que Armenia juega un papel clave como país de origen.

Dichosos los misericordiosos -dice la Escritura-, porque ellos alcanzarán misericordia. No es, por cierto, la misericordia una de las últimas bienaventuranzas. Dice el salmo: Dichoso el que cuida del pobre y desvalido. Y de nuevo: Dichoso el que se apiada y presta. Y en otro lugar: El justo a diario se compadece y da prestado. Tratemos de alcanzar la bendición, de merecer que nos llamen dichosos: seamos benignos.

Que ni siquiera la noche interrumpa tus quehaceres de misericordia. No digas: Vuelve, que mañana te ayudaré. Que nada se interponga entre tu propósito y su realización. Porque las obras de caridad son las únicas que no admiten demora.
Parte tu pan con el hambriento, hospeda a los pobres sin techo, y no dejes de hacerlo con jovialidad y presteza.

Quien reparte la limosna -dice el Apóstol- que lo haga con agrado, pues todo lo que sea prontitud hace que se te doble la gracia del beneficio que has hecho. Porque lo que se lleva a cabo con una disposición de ánimo triste y forzada no merece gratitud ni tiene nobleza. De manera que, cuando hacemos el bien, hemos de hacerlo, no tristes, sino con alegría.

Si dejas libres a los oprimidos y rompes todos los cepos, dice la Escritura, o sea, si procuras alejar de tu prójimo sus sufrimientos, sus pruebas, la incertidumbre de su futuro, toda murmuración contra él, ¿qué piensas que va a ocurrir? Algo grande y admirable. Un espléndido premio. Escucha: Entonces romperá tu luz como la aurora, te abrirá camino la justicia. ¿Y quién no anhela la luz y la justicia?

Visitemos a Cristo mientras nos sea posible, curémoslo, no dejemos de alimentarlo o de vestirlo; acojamos y honremos a Cristo, no en la mesa solamente, como algunos, no con ungüentos, como María, ni con el sepulcro, como José de Arimatea, ni con lo necesario para la sepultura, como aquel mediocre amigo, Nicodemo, ni, en fin, con oro, incienso y mirra, como los Magos, antes que todos los mencionados; sino que, puesto que el Señor de todas las cosas lo que quiere es misericordia y no sacrificio, y la compasión supera en valor a todos los rebaños imaginables, presentémosle ésta mediante la solicitud para con los pobres y humillados, de modo que, cuando nos vayamos de aquí, nos reciban en los eternos tabernáculos, por el mismo Cristo, nuestro Señor, a quien sea dada la gloria por los siglos.

Amén.

Gregorio Nacianceno, obispo.

(Sermón 14, sobre el amor a los pobres, 38. 40: PG 35, 907, 910). (fuente: caritas-sevilla.org)

El Club Unesco Sevilla está organizando, en colaboración con Cáritas Diocesana de Sevilla y la Cadena COPE, y con el patrocinio de la Obra Social de Cajasol, una actividad titulada Segunda Saeta Solidaria y cuyos ingresos irán destinados, como el año pasado, íntegramente para Cáritas Diocesana-Haití.

Se ha conseguido reunir ocho de los mejores intérpretes de Saeta como son José de la Tomasa, Joana Jiménez, Patricia Vela, Manuel Loreto, Mercedes Cubero, Paquita Gómez, Toli de Linares y Raquel García Morilla, La Brujha. Actuará también la Banda de Música Ntra. Sra. del Sol. Dará la bienvenida el Ilmo. Sr. Vicario General y estará presentado por D. José Manuel Galdámez, de la cadena COPE.

Esta Segunda Saeta Solidaria tendrá lugar el próximo 11 de marzo a las 20.45 horas en la Iglesia Colegial del Salvador y deseando constituya un éxito como el pasado año donde se consiguió recaudar 7500 € que, sin duda fueron un pequeño alivio para las situaciones desesperadas que vivimos en la actualidad. (fuente: caritas-sevilla.org)

Las entradas pueden adquirirse en:
Cadena COPE, c/ Rioja 4, tfno. 954.50.26.56
Club Unesco de Sevilla, Glorieta Virgen de los Reyes Edif. Museo Arqueológico. Parque de María Luisa, Tfno. 954.23.74.26
Cáritas Diocesana, Plaza de San Martín de Porres 7, tfno 954.34.71.84

Un gran terremoto de nivel 8,8 ha golpeado Chile central. Caritas ha enviado equipos de emergencias para responder a las necesidades de la población.

El temblor se ha originado a unos 115 km el nordeste de la ciudad de Concepción y 325km el sudoeste de la capital, Santiago.

Las autoridades ha advertido de la posibilidad de tsunami en las distintas islas del Océano Pacífico.

Aun cuando existen serias dificultades en las comunicaciones telefónicas, miembros del equipo de emergencias de Cáritas en el Vaticano, están intentando ponerse en contacto con Cáritas en Chile para ponerse a su disposición y ofrecerles la ayuda que necesiten.

El Director de Proyectos Humanitarios de Caritas Internacional Alistair Dutton vuela hoy de Puerto Príncipe a Cancún para unirse un equipo de búsqueda y rescate mejicano Caritas que ya trabajó en el terremoto de Haití. Este equipo volará a Lima hoy para incorporar a especialistas en terremotos de Perú Caritas y trasladarse a Chile por carreteras.

Sr. Dutton dijo, ” En un terremoto de esta intensidad es pronto para valorar el daño originado. Cáritas moviliza sus efectivos para auxiliar a las personas hayan sido afectadas.”

Caritas Chile ya colaboró en la emergencia originada por el terremoto de 1960, que presentó una intensidad nunca registrada. (fuente: caritas-sevilla.org)

Una vuelta rápida a casa es improbable para los 250,000 refugiados sudaneses tras siete años en campos del Chad Oriental a pesar del progreso en negociaciones de paz.

Las negociaciones entre los grupos sudaneses proclives al gobierno y rebeldes continúan. Una tregua con el grupo rebelde más poderoso en Darfur ha sido firmada esta semana.

Sin embargo, el proceso requerirá tiempo antes de que la gente pueda comenzar a volver. Los refugiados seguirán dependiendo de la ayuda humanitaria hasta entonces.

Caritas apoyará a 58,000 personas en los campos de Farchana, Kounoungou y la Milla en Chad Oriental al menos durante un año más. También proveerá a 9,000 agricultores pobres locales de recursos necesarios para su trabajo.

“Los refugiados no quieren volver hasta que el gobierno asegure algunas condiciones. A través de sus líderes, los refugiados piden la paz estable. Ellos también quieren una compensación por las casas, campos y ganadería que perdieron debido a ataques aéreos del gobierno sudanés. Estas negociaciones se prevén serán muy largas “dijo Antoine Adoum Goulgue, Responsable de Comunicaciones para Chad Caritas.

La situación en Darfur, Chad Oriental y el norte de la República Centroafricana permanece tranquila, pero muy frágil. Desde que la lucha de disminuido, muchas agencias de ayuda humanitaria se han marchado. Sin embargo, las víctimas del conflicto de Darfur todavía necesitan la ayuda.

“Los refugiados tienen el mucho miedo de ser abandonados. Ellos no sabrían que hacer sin nosotros. Tenemos que cuidar de ellos,” dijo Sr. Goulgue.

El presupuesto de proyecto de Caritas excede un millón de euros.

Caritas asegurará el acceso de la población al agua potable. Esto también mejorará la higiene así como la realización de nuevas infraestructuras sanitarias.

La agricultura y la ganadería también recibirán ayudas.

“Animamos a los refugiados a trabajar por unas condiciones más humanas” dijo Antoine Adoum Goulgue.

“Les damos la tierra, semillas e instrumentos de modo que ellos puedan comenzar a cultivar la tierra. Hay que continuar ayudándolos, dado que este año las lluvias han sido muy escasas, lo que provocará una cosecha insuficiente.”

Caritas ayudará a los jóvenes refugiados a desarrollarse personalmente, promoviendo actividades sociales y de ocio. Serán un vehículo más para promover entre los distintos grupos étnicos una paz estable. (fuente: caritas-sevilla.org)

HORARIOS MISAS INVIERNO

HORARIO MISAS VERANO

EXPOSICIÓN DEL SANTÍSIMO

SANTO ROSARIO

Desde el 25-07-2008, el blog ha recibido

  • 818,079 consultas en total

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 155 seguidores

Síguenos en Twitter

TODO SOBRE SAN FELIPE (Click en la imagen)

paises desde donde nos leen

Archivos